0

En la última entrega de su serie Weird Food Tricks, la American Chemical Society te enseña  cómo y por qué tus pies pueden transmitirte el olor y el sabor a ajo.

Alicina

Para poder probarlo por ti mismo, corta un trozo de ajo fresco por la mitad. Posteriormente, en una habitación separada que no huela a ajo, quítate los zapatos y los calcetines y colócalos en una bolsa de plástico con el pedazo de ajo. Después de una hora, podrás saborear y oler el ajo.

¿Cómo ocurre esto? Porque tu piel tiene capas grasas y acuosas, lo que la funciona como capa portectora de las moléculas externas. Sin embargo, el ajo contiene una molécula llamada alicina, que tiene propiedades tanto del agua como del aceite. Debido a esto, puede penetrar la piel de tus pies y viajar a través de la sangre hasta la boca y la nariz.

Puedes asegurar que puedes probar el ajo y que la habitación tiene un fuerte olor a ajo, sin embargo nadie más que tú puede experimentarlo.


Like it? Share with your friends!

0

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
0
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win
A %d blogueros les gusta esto: