0

Roman Dinkel es un pequeño estadounidense con tan solo 2 años de edad al que antes de nacer le diagnosticaron espina bífida. Esta malformación provoca, entre otros efectos, debilidad en las extremidades inferiores, atrofias de la pierna o pie y problemas de reflejos.

Los padres conscientes de que Roman tendría pocas probabilidades de llegar a caminar, ya que fue sometido a una operación prenatral, sus papas del pequeño no desistieron en su intento y le compraron a Roman unas muletas. Tras muchos intentos y caídas, el pequeño ya es capaz de caminar.


Like it? Share with your friends!

0

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
0
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win
A %d blogueros les gusta esto: