El muro de Trump ya no es una fantasía, y México podría pagar por el

512

Sin lugar a dudas el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es un personaje contradictorio desde la campaña política. Se recuerda a Trump por sus comentarios misóginos, racistas y por su comportamiento egocéntrico y de poca tolerancia con sus detractores.

Pero como mexicanos recordamos a Donald Trump por llamar a nuestros compatriotas que viven en Estados Unidos “violadores” y “ladrones” entre otros insultos, llamando desde campaña a la deportación de miles de migrantes indocumentados, a la “renegociación” del Tratado de Libre Comercio y claro a la construcción de un muro el cual obligaría a México a pagar.

Lo que pareciera una locura está por hacerse realidad, ya que hace unas semanas el ahora presidente de los Estados Unidos, ha dado la luz verde a la construcción del polémico muro entre México y Estados Unidos en el marco de su cruzada política contra la inmigración ilegal, lo que ha causado indignación en la opinión pública del país latinoamericano. Además de erigir el muro froterizo, Trump afirmó que obligará a su vecino a reembolsar la realización de su proyecto, a lo que su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, repuso: “México no pagará ningún muro”.

Debido a la negativa del presidente mexicano Enrique Peña Nieto de pagar por el muro que Donald Trump planea poner en la frontera de estos dos países, Trump piensa implementar otras estrategias para que México “pague por el muro”. Por ello hace unos días dio a conocer el portavoz de Trump, Sean Spicer, la noticia que se planea cobrar el 20% de impuesto a las exportaciones de México a Estados Unidos.  Con esto se planea obtener un recurso de 10 millones de dólares anuales, dinero con el cual se financiará el muro.

Informa Reuters que el costo final del muro sería de unos 21,600 millones de dólares y que tardaría en construirse unos 3 años y medio.

El muro ya es una realidad y las relaciones bilaterales entre ambos países se vuelven más tensas, solo es cuestión de tiempo. En los próximos días veremos cómo se reaccionará ante tales medidas implementadas por el presidente estadounidense.




Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: