LAURA FERNANDEZ Y ALEXANDER ZETINA PIONEROS EN EL SAQUEO

332

A través de obras sin relevancia social que promueve mediante las redes sociales, Laura Fernández Piña, alcaldesa de Puerto Morelos, busca afanosamente ganarse la aceptación del grueso de la población del puerto en busca de repetir al frente del Ayuntamiento del onceavo municipio de Quintana Roo.

La tarea no es sencilla, ya que la misma población calificó su administración de regular a mala, en donde la opacidad en las finanzas, en los sueldos de los funcionarios públicos y sus declaraciones patrimoniales, así como la gran cantidad de promesas incumplidas, el incremento de la inseguridad en un lugar que se caracterizada por su tranquilidad y su presunta complicidad en despojo de tierras, son el sello que le infringió la edil que en varias ocasiones intentó ser candidata de su partido a la alcaldía del municipio Benito Juárez.

Es precisamente la voz ciudadana la que comenta que Fernández Piña ha fallado en muchas cuestiones; en salud se sigue igual o peor, porque a pesar que el puerto cuenta con una pequeña clínica, ésta no cuenta con el equipamiento médico necesaria, ni medicamentos. En caso de una emergencia o unos estudios, los portomorelenses y leoneses tienen que desplazarse hasta el Hospital General “Jesús Kumate Rodríguez” de Cancún para recibir atención especializada.

 

ERRORES QUE CUESTAN CARO

Uno de los desaciertos que la población del municipio de Puerto Morelos no le perdona a Fernández Piña es pedir un préstamo de 20 millones 400 mil pesos en menos de un año de administración municipal, para remodelar el parque central del puerto. Los diputados panistas, encabezados por Mayuli Martínez Simón, se preguntaron el motivo real del empréstito, porqué un municipio de recién creación y con pocos habitantes necesita una cantidad importante para una obra que no es trascendental para la población.

Como los legisladores no le autorizaron su préstamo, Laura Fernández bajó el monto a 15 millones, cifra por la cual no necesita el aval del Congreso y se “auto autorizó” el empréstito.

“Las calles se encuentran en mal estado, los baches se reparan pero a los dos días se vuelven a abrir; como ciudadanos nos preocupa ese préstamo que hizo la alcaldesa, porque no queremos un municipio endeudado”, afirmó un ciudadano entrevistado.

 

¿Y SUS PROYECTOS?

La mayoría de los habitantes aún se preguntan ¿qué ha pasado con los proyectos de campaña de Fernández Piña?, ya que no les ha cumplido con realizar la ciclopista, remodelar los parques del municipio, reforzar la seguridad y no permitir las construcciones sobre densificadas de desarrollos habitacionales.

Los entrevistados coincidieron al decir que la presidenta ha tenido muchas propuestas y ven muy lentos sus avances, pero que lo principal es no ha cumplido en arreglar las calles, tiene muy inflada la nómina del Ayuntamiento, no fomentar el trabajo entre la ciudadanía local y muchos de los funcionarios que laboran en la Comuna tienen “antecedentes oscuros”.

En un año, las pocas personas que confiaban en Fernández Piña se han ido desilusionando del accionar que ha tenido la alcaldesa, al no tener claridad en las finanzas y el municipio un portal de transparencia en donde la ciudadanía pueda consultar y saber en qué se ha gastado el dinero de los portomorelenses.

 

¿HAY ALGO RESCATABLE?

Al cuestionar a los ciudadanos del onceavo municipio sobre las cosas buenas de su edil, muchos lo pensaron demasiado e incluso dijeron no recordar alguna obra que destaque la labor de Fernández Piña.

Pese a esto, dijeron que ha mantenido las calles limpias de basura, pero que les preocupa no saber cuánto le cuesta al municipio el servicio y quién es el concesionario de la recolecta. Además que otra cosa buena que ha hecho en un hecho es poner un dispensario médico, ubicado en la avenida Chaká con la calle Timón, pero sin medicamentos.

Ante la posibilidad de que la alcaldesa busque la reelección, los ciudadanos del municipio de Puerto Morelos aseguran que será una tarea imposible para la extitular de la Secretaría de Turismo en la administración de Roberto Borge.

Cabe recordar que Laura Fernández Piña ganó la presencia municipal del puerto en el pasado proceso electoral de 2016  con la alianza entre el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (NA).

 

Se gana Alexander el rechazo ciudadano

La apatía para gobernar en beneficio de sus ciudadanos al sacar provecho para sus propios intereses, familiares y amigos, han provocado un rechazo generalizado entre los residentes de Bacalar en contra del alcalde, Alexander Zetina Aguiluz.

Zetina Aguiluz en tan sólo un año ha hecho de Bacalar un negocio redondo al grado de estar pensando seriamente en volver a la relegirse en el cargo por un trienio más o, en su caso, allanarle el camino a su pareja sentimental, Elizabeth Buitrón, impulsándola para llegar a sustituirlo y, con ello, mantener el poder durante tres años más.

Y es que en el caso de las finanzas públicas, el edil se ha negado transparentar la aplicación de los recursos públicos, incluso, las de su antecesor, José Alfredo Contreras Méndez “Chepe”, lo que le en su momento generó un conflicto interno con los regidores del Cabildo, al culparlo de protegerlo para evadir la acción de la justicia por las irregularidades cometidas durante su gestión.

El alcalde bacalarense ha sido señalado de acosar a propietarios de terrenos a la orilla de la laguna, al pretender obligarlos a pagar el impuesto correspondiente por el uso de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) con cantidades superiores a los 150 mil pesos, lo que generó inconformidad entre quienes se vieron afectados.

En cuanto al medio ambiente se refiere, el edil poco o nada ha hecho durante su primer año de gestión. En diversas ocasiones ha sido acusado por especialistas y de negarse a emprender el Sistema Lagunar de Bacalar afectada por la contaminación generada principalmente por los hostales al no estar regulados por el Ayuntamiento Bacalarense.

Ha mantenido en abandono a las comunidades rurales, donde prometió hasta lo imposible por obtener el voto y, fiel a su trayectoria, cuando tiene el poder sólo lo aprovecha para su beneficio personal. Los habitantes de las 57 comunidades rurales que conforman el municipio de Bacalar también han sido objeto del desinterés del edil Bacalarense para brindarles asistencia y atender las necesidades más apremiantes.

La mayoría de las poblaciones carecen de los servicios básicos como agua potable, alumbrado público, seguridad, entre otros. Esta situación provocó que los integrantes de la organización Antorcha Campesina en Bacalar, mantuvieran un plantón por varias semanas en frente de palacio municipal en reclamo al desinterés del alcalde para brindarles apoyo.

Sarcásticamente presumió en su primer informe de labores como sus grandes proyectos el programa “Presidente en tu Escuela” en donde acude cada lunes a un plantel escolar a presidir la ceremonia del homenaje, en donde entrega solamente balones para actividades deportivas, así como “premiar” a los mejores estudiantes con recorridos por los atractivos del municipio.

 

Romi quiere que todo quede en familia

Más que la reelección, la presidenta municipal de Tulum, Romalda Dzul Caamal, lo que pretende es “heredarle” la alcaldía a su hermano, Marciano Dzul Caamal, quien por cierto ya fue presidente municipal.

A Romalda no le ha ido nada bien en materia de seguridad, pues las ejecuciones en Tulum se han multiplicado, y no solo en la cabecera municipal sino en comunidades como Akumal.

Además, los delegados de las comunidades de la zona maya han pedido mayor atención a sus poblados, señalando carencias de vialidades, recolección de basura y médicos en los centros de salud, entre otros. Tampoco no ha podido resolver el problema del acceso a la playa en Akumal.

Protegió hasta el último momento al exalcalde Martín Cobos, presunto cómplice en el despojo de terrenos en Tulum y desvío de fondos de la Cojudeq durante el gobierno de Roberto Borge. Cobos era el secretario general de la Comuna y se fue para ampararse de la orden de aprehensión que salió en su contra y no le pasara lo que a Mauricio Rodríguez Marrufo.

 

Reelección en Lázaro Cárdenas

“Estoy dejando un buen antecedente, porque nunca en la historia del municipio Lázaro Cárdenas, en un año al frente de la administración se ha logrado concretar varias obras de beneficio social y están a la vista de la ciudadanía y por esa razón busco una reelección para servir a mis gobernados”, afirmó el presidente municipal, Emilio Jiménez Ancona, en entrevista exclusiva para ElQuintanaRoo.

Citó como ejemplo que sólo en las colonias populares de Kantunilkín, se está realizando más de 5 kilómetros de pavimentación y empedrado de calles a pesar de que al inicio de la gestión nos heredaron deudas a proveedores y préstamos que hasta la fecha seguimos pagando de las partidas presupuestales.

De igual forma dijo que por gestiones ante diputados federales y el apoyo del gobernador, Carlos Joaquín Gonzáles, se están construyendo las modernas oficinas de seguridad pública, domos deportivos en los poblados de San pedro y colonia Xaman Kah. Además, mercados municipales en las alcaldías de Ignacio Zaragoza y la isla Holbox.

“Posiblemente falta mucho por hacer, pero vamos realizando las gestiones, ya que se están realizando pavimentación de calles en Solferino, inauguramos casetas policiacas en San Pedro, puerto Chiquilá e inauguramos comedores comunitarios en San Ángel, Valladolid Nuevo y Agua Azul”, precisó.

Jiménez Ancona comentó que ha sido muy estricto en el manejo de los recursos económicos, y afortunadamente los jefes de áreas del ayuntamiento entendieron la forma de trabajo, porque al fin al cabo la ciudadanía dará los calificativos.

De igual forma dijo que no podrá satisfacer todas las necesidades de las comunidades, pero actualmente hay una atención inmediata con cada una de las autoridades comunitarias. Recalcó que por supuesto se tendrá que ajustar a las leyes electorales de Quintana Roo.

Agencia (EQR)




Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: