La Inteligencia Artificial permitirá diagnosticar de forma precoz el cáncer de piel gracias a una nueva herramienta desarrollada por Ibermática, la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), el centro de investigación Tecnalia y la empresa Noraybio.

La Inteligencia Artificial podría detectar de manera temprana el cáncer de piel

80

La Inteligencia Artificial permitirá diagnosticar de forma precoz el cáncer de piel gracias a una nueva herramienta desarrollada por Ibermática, la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), el centro de investigación Tecnalia y la empresa Noraybio.

Son muchísimas las aplicaciones de Inteligencia Artificial para atajar problemas cotidianos u optimizar procesos: el software inteligente propiciará avances en las oportunidades de empleo, servirá para resolver problemas como el cambio climático o se podrá emplear para gestionar mejor el talento. El sanitario es uno de los ámbitos que más se puede beneficiar de los nuevos descubrimientos, valiéndose del Big Data, del machine learning o de la IA para avanzar y mejorar los diagnósticos y tratamientos.

Ahora, Ibermática, la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), el centro de investigación Tecnalia y la empresa Noraybio se encuentran desarrollando gracias a la Inteligencia Artificial una biopsia óptica, técnica no invasiva que permitirá realizar diagnósticos precoces de cáncer de piel y reducir los tiempos de espera del paciente.

Los beneficios son múltiples, ya que se reduce el coste económico y además, se genera menos ansiedad e incertidumbre en el paciente al acelerar el proceso. Por otro lado, es una técnica menos invasiva que además de poder detectar el tumor en fases tempranas de su desarrollo, reducirá significativamente los casos falsos positivos y de los falsos negativos.

Teniendo en cuenta el incremento de la incidencia de este tipo de cáncer en la última década en nuestro país, el desarrollo de la herramienta se dibuja como un gran avance. A través de la toma de imágenes y datos clínicos está tecnología será capaz de detectar el melanoma cutáneo y del carcinoma basocelular. También se podrían estudiar datos moleculares para definir tratamientos más personalizados.

El programa se apoya en la tecnología OCT (Tomografía por Coherencia Óptica) analizando imágenes captadas de modo parecido a una ecografía, pero con una resolución microscópica. Ibermática es el proyecto que aporta el conocimiento en Inteligencia Artificial aplicada a la imagen, ya que se analizarán las manchas y su evolución de forma automática, comparándolas con imágenes de casos reales previamente cotejados.

Tras el desarrollo de esta herramienta de diagnóstico se encuentra ASTONISH -Advancing Smart Optical Imaging and Sensing for Health-, un proyecto europeo con una duración de 3 años y que finalizará en 2019. Además del citado consorcio de empresas españolas, participan en el proyecto una veintena de compañías europeas.

Comentarios

  • 9
  • 10
  • 9
  • 10
  • 10
  • 9.6

    Score

User Rating: 0 ( 0 Votes )



Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: